“Camino de Táber” en PdÁ Literaria. Revista

“Camino de Táber” es un relato sobre Barcelona muy especial para mí. Aparece publicado en la revista PdÁ Literaria. N1: Barcelona, animal literario.

La editorial tuvo la amabilidad de solicitarme una colaboración para esta edición dedicada a Barcelona, a la que yo me lancé sin dudarlo.

“Camino de Táber” es especial porque ya hacía muchos meses que le daba vueltas a la idea de escribir un volumen de relatos tributo a mi amada ciudad. Esto me viene de lejos pues Barcelona me inspira, me remonta y me aleja de nuestros días cada vez que paso por según qué lugar, o según qué calle, o según qué edificio. “La claraboya” ya es un buen ejemplo. Un buen día me decidí a hacerlo y con “Camino de Táber” me lancé a intentar recuperar esa Barcelona desaparecida, que tanto me duele cada vez que descubro. Conventos, iglesias, palacios que ya no están… Y sin embargo se presencian, o se me presencian. Cada uno de ellos es un fantasma que me persigue, y el hecho de escribirlos (como para recuperarlos) constituye una verdadera obsesión.

Estoy estudiando e indagando mucho sobre la Barcelona desaparecida, y el resultado empezará a verse, y leerse, aquí, en este blog, y luego, cuando ya haya reunido suficientes relatos los sacaré en un libro. Me encanta mi propia idea y por eso, entre tanto, dejo un aperitivo de “Camino de Táber” y el enlace donde os podéis descargar la revista completa, contiene bellísimos artículos, cuentos y poemas de varios autores que han escrito sobre Barcelona. Es un revista excelente y del todo recomendable.

Descárgate Barcelona, animal literario aquí.

CAMINO DE TÁBER. Fragmento:

Ese es el Monte Táber, amada Flavia, explicó mi padre, hemos llegado a la tierra de tu esposo.

Los ciudadanos de Barcino nos miraban curiosos al pasar. Algunos nos dedicaban alegres gestos de felicitación pues era un buen augurio cruzarse con una novia por completo engalanada como tal. Veía a mi padre sonreír con el pecho inflado por el orgullo. Yo, sin embargo, sentía cada vez con mayor fuerza las sombras del temor extenderse dentro de mí, y apoderarse de mi corazón. Mi padre y mis hermanos abandonarían Barcino al alba y yo no les volvería a ver.

Llegamos a una explanada tras la cual sobresalía la cima del monte, resultaba muy hermosa a la vista, por su gran verdor, y observarla era como contemplar el paraíso, pues coronada por un imponente templo, erigido en honor al emperador Augusto, ofrecía su protección a la ciudad. Mi padre detuvo el carro y bajamos, el resto del trayecto lo haríamos a pie, como marcaba la tradición. Tendí el velo sobre mi rostro y me aseguré de que mi corona de flor de naranjo, verbena y retama siguiese bien sujeta, su frescor todavía emanaba perfume y olerlo en mis dedos me reconfortó en cierta medida. 

flammeum
Tal vez Flavia, con su flammeum de novia.
TemploAugusto
Figuración del Templo de Augusto que coronaba el Monte Táber en Barcino.
ColumnasTemploAugusto
Los restos del templo sobre los que se alzó el edificio gótico que hoy es la sede del Centre Excursionista de Catalunya, en la calle Paradís, 10. Estos restos se corresponderían con la construcción dorsal del templo.
roman_city_barcelona
Barcino sobre el monte Táber, en su cima, el Templo de Augusto. Hoy una rueda de molino indica el lugar, en la calle Paradís.

Reconstrucción del Templo de Augusto

Centre Excursionista de Catalunya 

¿Por qué escribo novela histórica?

Sobre mis publicaciones

Publicaciones

PdÁ literaria Nº1, Barcelona animal literario 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s